Entrevista a Immanuel Kant.

Una entrevista de Rafa Guti a Immanuel Kant:
 
      Entrevista a Immanuel Kant.

Kant gemaelde

 

  Rafael.-Hola Sr. Kant, me gustaría hacerle una entrevista, porque estudiándolo se me hace difícil entenderlo, por lo que me gustaría, que me explicase, para que yo y todo el mundo le entendiera, ¿qué es lo que Usted se propone conocer?, ¿qué es el mundo de la experiencia posible? Y ¿qué relación entre sujeto y objeto propone Usted con su filosofía?
Kant.- Querido Rafael, quiero conocer el conocimiento, los alcances y límites de la razón pura. Yo en mi filosofía quiero partir del sujeto cognoscente (del sujeto que conoce), pero el sujeto para conocer necesita algo que se le presente en la experiencia. Yo quiero fundamentar la ciencia, yo quiero fundamentar un pensamiento científico, que demuestre cómo funciona la razón humana. Quiero hacer “Un giro Copernicano”. Yo en lugar de partir del objeto, quiero partir del sujeto. Es el sujeto el que le va a dar forma al objeto (al sujeto se le presentan cosas en su experiencia, el sujeto conoce al objeto y conociéndolo le da forma). Solo hay objetos para el sujeto cognoscente,  porque yo al estudiar la razón humana, encuentro en ella, que dentro de la sensibilidad de la estética, están las categorías de espacio y tiempo. Todos los objetos se nos presentan en el espacio y en el tiempo, pero el espacio y el tiempo, los pone el sujeto. “El sujeto constituye la realidad” y “El sujeto construye al objeto” (giro copernicano). También analizo el entendimiento, y me encuentro con las categorías del entendimiento (unidad, pluralidad, etc.) y dentro de esas categorías entra toda realidad.
      El mundo de la experiencia posible, es el mundo que el sujeto conoce, es el mundo que el sujeto construye.  A mí no me importa lo que la realidad sea en sí misma, lo que yo puedo saber es como el sujeto  construye una realidad para él, solo hay objetos para el sujeto. El sujeto le da formas a las cosas, le da una forma que el sujeto necesita que tengan, para el poder conocerlas.
      Yo pienso que la razón humana está acostumbrada a la presencia, no a la ausencia. Aquello que en si mismo sean los objetos,  es incognoscible para la razón humana.
Rafael.- Según el racionalismo, el sujeto alcanza el conocimiento verdadero a partir de unas ideas que no tiene otro origen que su propia mente; para el empirismo, por el contrario, todo conocimiento proviene de la experiencia. Desde su punto de vista, ¿Cuál de estas dos corrientes explica más adecuadamente el modo en el que se constituye el conocimiento?
Kant.- Todo conocimiento parte de la experiencia, pero no todo  se reduce a la experiencia. Al sujeto se le presentan las cosas (la materialidad), pero el sujeto impone el espacio, el tiempo y las categorías del entendimiento (unidad, pluralidad, totalidad, realidad, negación, limitación, etc.).Estas categorías son categorías del sujeto, no son categorías de la realidad. Aristóteles partía de una visión objetiva de la realidad, yo en cambio sigo la línea de Descartes, una visión subjetiva, pero no recurro a Dios ni a la veracidad divina, tampoco tengo problemas con “el genio maligno”. Descartes tiene que demostrar que la realidad externa existe y no se le ocurre otra cosa que decir: “Ya que veo todas esas cosas ahí fuera, esas cosas tienen que existir, porque si yo las viera y no existieran, Dios me estaría engañando, pues tienen que existir, porque Dios es infinitamente bueno y si yo veo todo lo que hay ahí fuera,  es que Dios no me está engañando”. Descartes demostró la existencia del pensamiento, pero no demostró la existencia de las cosas externas. Lo que sí hizo en cambio es afirmar que existen las ideas innatas, lo que yo no comparto.  El mundo que no podemos conocer (mundo nouménico), está fuera del alcance del sujeto. La razón le dicta las leyes a la naturaleza. Estas leyes la ha puesto el sujeto cuando conoce la naturaleza (una naturaleza para uno mismo). Esta naturaleza la construyo yo con mi saber (sujeto trascendental).
      Yo he visto que El Racionalismo y El empirismo hacían aguas por todas partes y he decidido hacer una síntesis de estas dos corrientes del pensamiento.
     
Rafael.- ¿Cómo valora el modo en el que autores como Santo Tomás o Descartes argumentaron la existencia de Dios? Por otro lado, ¿otorga algún fundamento racional a sus creencias personales respecto a la existencia del alma, su inmortalidad y la justicia divina?
Kant.-En primer lugar, querido Rafael, y tú que me conoces, pensarás que me puedo contradecir, con respectos a los temas que me preguntas. En mi obra “Críticas a la Razón Pura” critico estos argumentos mostrando que son falaces, que esconden errores que los hacen inaceptables.  Pero yo no niego la existencia de Dios, ni del alma, simplemente expongo en mi obra que no era posible conocimiento científico alguno, sobre estos temas. Yo tengo que postular todo esto para que tenga sentido, lo hago en mi obra “Críticas a la Razón Práctica”. Los postulados de mi obra son: La existencia de la libertad (no puede haber obligación moral sin dicha libertad, de obedecer o desobedecer la ley), la inmortalidad del alma y la existencia de Dios. Estos postulados no se pueden demostrar, aunque es preciso creer en ellos y dan lugar a lo que yo llamo “Fe Racional”. ¿Por qué “Fe Racional”? De la fe solo podemos tener un convencimiento subjetivo y no una prueba científica. Racional, porque no vienen dados por exigencias de la revelación, sino de la propia razón.
Rafael.- Bueno, al final escucho lo de siempre. ¿Tendrá algo que ver en estos postulados un tal Federico?
Kant.-  No Rafael, escúchame atentamente. La razón nos impone la aspiración a la virtud, la virtud es solo alcanzable en un proceso indefinido, por lo que supongo la existencia indefinida de la persona o la inmortalidad del alma. También quiero decirte, Rafael que solo la existencia de Dios puede constituir la conciliación entre la moralidad y la felicidad. Si tienes un obrar virtuoso la recompensa la tendrás en la felicidad, querido Rafael.
Rafael.- En mi pregunta, Sr. Kant, de cómo valora usted la argumentación de la existencia Dios que hicieron Santo Tomás o Descartes, no me ha contestado. Yo también he hecho mis deberes y le recuerdo que usted que  ha sistematizado y resumido los argumentos tradicionales de la existencia de Dios de la siguiente manera:
     Usted parte de la observación de la existencia de una finalidad en el mundo y concluye en la afirmación de Dios como Dicha finalidad (argumento físico-teológico). También usted parte de la existencia contingente de las cosas y concluye con la afirmación de Dios como causa necesaria de todo lo real (argumento cosmológico). Otra cosa que me ha llamado la atención, Sr. Kant es que Usted afirma la existencia de Dios partiendo de la idea de un ser perfectísimo (argumento ontológico).  Parece que Usted “Mató” a Dios en la obra “Crítica a la Razón Pura” y ahora lo ha resucitado en su obra “Crítica a la Razón Práctica”.
Kant.- ¡Qué barbaridad Rafael, como te atreves a afirmar eso¡ En primer lugar yo me remito a lo que te dije antes. Yo lo que te he dicho antes, que estos argumentos no se pueden demostrar, aunque es preciso creer en ellos y esto dan lugar a lo que yo llamo “Fe Racional” y te he explicado en qué consiste.
      De Santo Tomás puedo decir que no estoy de acuerdo en sus cinco causas o vías, el pretende demostrar a Dios de una forma científica, y como te he dicho antes esto es imposible. De Descartes he de decir que él recurre a la veracidad divina, el dice en  sus frases: “Existe la idea perfección, yo no soy perfecto, pero esa idea la puso alguien que es perfecto y ese alguien es Dios”, “En nosotros habita la idea de dios como lo perfecto e infinito”. Descartes acude en estas frases  a la teoría de las  ideas innatas, con las que yo no estoy de acuerdo. Por un lado Descartes ha dicho que va a dudar de todo, y ahora introduce conceptos sin demostrar, como el concepto del alma y también quiere demostrar a Dios por medio de la razón, y yo he dicho que esto es imposible.
Rafael.- ¿Qué piensa de modelos éticos como el de David Hume?, ¿Cree que es posible desarrollar una ética universal desde tales presupuestos?
Kant.-  Me produce gran satisfacción hablar de Hume, porque este hombre me ha inspirado en algunas cosas, pero no estoy de acuerdo con el modelo ético de David Hume. La ética de este hombre es una ética utilitarista, que concibe como bien lo que proporciona placer y es útil a la mayoría, él afirma que “nuestras acciones están motivadas por los sentimientos de atracción o aversión que nos produce ciertos comportamientos”.
      Frente a la ética utilitarista de Hume, yo propongo lo siguiente, sin alargarme mucho:  Yo  propongo una ética formal, contraria a la ética material. La ética formal no establecerá ningún bien supremo y qué debemos hacer para conseguirlo. Debemos actuar por deber. Nuestro sometimiento a la ley debe ser por respeto a ella misma, no por utilidad que se derive de nuestro comportamiento. Para terminar yo distingo las acciones contrarias al deber, las conformes al deber y las acciones por deber.
       Yo he intentado separar las éticas empíricas, que son todas las anteriores a las que yo propongo (las éticas formales).
Rafael.- Sr. Kant, estoy impresionado con su ética, pienso que sus principios éticos, crearán precedentes en el futuro, creo que habrá mucha influencia de sus postulados éticos en la realidad futura. Voy a citar algunas frases suyas, si me lo permite, porque me llenan de satisfacción:
“Obra sólo según una máxima tal, que quieras querer al mismo tiempo que se tome como ley universal” .
“Obra como si por medio de tus máximas fueras siempre un miembro legislador en un reino universal de los fines”.
“Obra de tal modo que trates a la humanidad, tanto en tu persona como en la de cualquier otro, siempre como un fin y nunca como un medio”.
Reflexión: Yo creo que Kant, fue un punto de inflexión en la Filosofía, estoy de acuerdo con este hombre en muchas cosas, menos en cómo quiere demostrar la existencia del alma inmortal y la existencia de Dios. Pero como hombre tolerante, que pienso que fue, yo no tengo que ser menos y tolerar también su “Fe racional”. Pienso que él supo separar la Ciencia de la Teología y eso es un punto a su favor, aunque algunos no comparta su inclinación de su fe. También me pregunto si hubo influencias de los poderes políticos y religiosos de su época en su obra sobre “La Razón Práctica”
      Sobre su ética, me ha llamado la atención el ejemplo del tendero. También en la actualidad hemos visto muchas influencias kantianas, como por ejemplo en la Educación, la Sanidad, etc. Aquí el ser humano ha obrado según una máxima tal, que han querido que la sanidad y la educación se tornaran en una ley universal, claro, haciendo algunos matices, según el país donde nos encontremos.
      Saludos y como siempre, saquen vuestras propias conclusiones.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s